texto agenda 21
logotipo de agenda 21 de la diputación de albacete

Usted está en:  » Desarrollo Sostenible [+ » Factores Implicados [+ » Medio Sociocultural » Consumo

 

 

 

Medio sociocultural

Consumo

Sociedad de consumo El consumo es, sin duda, uno de los más importantes motores de nuestra sociedad y su economía. Consumir, comprar bienes y servicios, es una función esencial de los agentes económicos y una variable fundamental en el desarrollo de los países y de las economías y en la creación de riqueza.

Dos han sido los fenómenos fundamentales que han influido directamente sobre el consumo:

  • El desarrollo de grandes ciudades.
  • El enorme desarrollo de los sistemas de producción en serie.

Sin embargo este consumo es también el creador de inmensas injusticias y desigualdades, ya que esta sociedad del consumo sólo supone una pequeña parte de la población mundial. Es un hecho demostrable que los hábitos de consumo mundo desarrollado son a menudo insostenibles, crean destrucción y pobreza y por lo tanto es urgente cambiarlos ya que ponen en peligro no sólo la vida de los habitantes de los países menos desarrollados, sino incluso nuestra propia supervivencia y la de las generaciones venideras.

En el consumo sostenible convergen factores puramente medioambientales (agotamiento de recursos y generación de residuos), económicos (sectores de actividad que generan riqueza gracias al consumo), sociales (posibilidad de consumo y generación de desigualdades) e incluso morales (explotación infantil, comercio justo). La sociedad actual se encuentra frente a la paradoja que supone el hecho de que el consumo es el motor principal del desarrollo económico, a la vez que una de las causas fundamentales de insostenibilidad.

Un consumo sostenible es aquel que garantiza la adquisición de bienes necesarios para los ciudadanos, pero que también permite la recuperación de los recursos destinados a ese consumo de manera razonable.

PROBLEMAS

El consumo de productos y servicios es un hecho normal en cualquier sociedad. El problema surge cuando dicho consumo excede ciertos umbrales y se transforma en consumismo, que tiene como consecuencias la degradación ambiental y, para los habitantes de países de economías desfavorecidas, el difícil acceso a los bienes de consumo.

Hablar de consumo responsable es plantear el problema del hiperconsumo de las sociedades desarrolladas y de los grupos poderosos de cualquier sociedad, que sigue creciendo como si las capacidades de la Tierra fueran infinitas. Para hacernos una idea a mayor escala de la situación, cabe señalar que el 15% de la población mundial que vive en los países de altos ingresos es responsable del 56% del consumo total del mundo, mientras que el 40% más pobre, en los países de bajos ingresos, es responsable solamente del 11% del consumo.

A la hora de evaluar nuestro consumo, debemos de tener en cuenta todo aquello que a lo largo de un día usamos los ciudadanos de regiones desarrolladas en nuestras casas (electricidad, calefacción, agua, electrodomésticos, muebles, ropa, etc.) y los recursos utilizados en transporte, salud, protección, ocio? El resultado nos muestra cantidades ingentes, lo que debe resultarnos preocupante. Como ejemplo ilustrador hay que decir que en los países desarrollados consumimos, por término medio, tres veces más cantidad de agua y diez veces más de energía que un ciudadano de un país pobre. Y este elevado consumo se traduce en consecuencias gravísimas para el medio ambiente de todos, incluido el de los países más pobres, que apenas consumen.

La consecuencia de todo esto es el agotamiento de los recursos del planeta, lo que incluye en la vida de las generaciones futuras. Esta presión consumista, guiada normalmente por la búsqueda de beneficios particulares a corto plazo, debe ser reorientada hacia una actitud de consumo responsable, que básicamente debe ir encaminada a buscar productos duraderos, necesarios y con bajo impacto medioambiental y social durante su proceso de elaboración y venta; o lo que es lo mismo, borrar de nuestra sociedad la idea de que la vida sólo puede ser mejor si consumimos más.

PROPUESTAS PARA LA SOSTENIBILIDAD

El futuro va a depender en gran medida del modelo de vida que sigamos y, aunque éste a menudo viene impuesto por la sociedad, no hay que menospreciar la capacidad que tenemos los consumidores para modificarlo. Es preciso ejercer un consumo más responsable, alejado de la publicidad agresiva que nos empuja a adquirir productos inútiles... Pero aunque todo esto es necesario no es suficiente. Se requiere abordar otros problemas.

A través de la educación se deben abordar estas cuestiones, a través de los llamados ejes transversales, como la educación del consumidor, la educación ambiental, la educación para la salud, que se consideran especialmente relevantes para la sociedad, y se caracterizan por su poderoso contenido en elementos relacionados con la actitud. Por tanto, son vitales estas acciones educativas que transformen nuestras concepciones, nuestros hábitos, nuestras perspectivas... que nos orienten en las acciones a llevar a cabo para unos hábitos de consumo más sostenibles y coherentes.

La solución al crecimiento insostenible no puede consistir en que todos vivamos en una renuncia absoluta. Pero sí es preciso evitar el consumo de productos que dañan al medio ambiente por su alto impacto ambiental. Del mismo modo los consumidores debemos tratar de seguir el rastro de lo que compramos y garantizar que no se están apoyando prácticas como la explotación laboral infantil, la destrucción del medio ambiente, la remuneración injusta al productor, etc.
Frente a estos problemas surgen interesantes iniciativas ciudadanas, que apuestan por un consumo responsable y ético que respete los valores de sostenibilidad del planeta, a través de la justicia social y la conservación del medio ambiente.

Es imprescindible llamar la atención de los ciudadanos, en la medida de nuestras posibilidades, para que con un comportamiento adecuado en el día a día se consolide en nuestra sociedad una cultura de consumo responsable, crítico y justo de manera que, salvaguardando los valores humanos, sociales y medioambientales, consigamos entre todos un mundo más justo, un mayor respeto por la naturaleza y la vida, y un reparto de bienes solidario. En definitiva se trata de desvincular la calidad de vida de conceptos como el consumo de recursos y producción de residuos.

Hoy, más que nunca, es importante sumarse a este tipo de propuestas que nos alejen del consumismo, ya que éste deja una huella de destrucción tras de sí, y nos acerquen a escenarios donde la calidad de vida de todos los seres vivos del planeta, sea compatible con su preservación para las generaciones futuras.

Enlaces

Calculador personal de Huella ecológica
Interesante web que permite a través de un breve cuestionario calcular de una forma aproximada, sencilla y rápida la huella ecológica personal. De uso fundamentalmente divulgativo y pedagógico.
http://www.earthday.net/footprint/index.asp

Fundación Vida Sostenible
Página web de la Fundación Vida Sostenible. Además de un calculador de huella ecológica personal, incluye una serie de medidas sobre formas de vida, hábitos de consumo, en relación a agua, energía, materiales y residuos, transporte, ruido, tóxicos, paisaje, así como una sencilla encuesta para calcular tu huella.
http://www.vidasostenible.org/ciudadanos/a1.asp

Educonsumo.es educonsumo es una revista electrónica de educación en valores destinada al mundo educativo que nace con el objetivo de ser el punto de encuentro de todos aquellos interesados por la educación de los consumidores como ciudadanos que adquieren valores de participación, crítica, solidaridad y responsabilidad.
http://www.catedu.es/consumo/index.php?option=com_content&task=blogsection&id=32&Itemid=81

Logotipo de la Diputación Provincial de albaceteLogotipo de la Federación de municipios y provincias de Castilla La Mancha Logotipo de la la junta de comunidades de castilla - la manchaLogotipo de FEDER

inicio | contacto | protección datos |

Web optimizada: 1024x768

Este estilo cumple los siguientes estándares:

Valid XHTML 1.0 Transitional ¡CSS V´lido! Icono de conformidad con el Nivel Doble-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI

Copyright @ Diputación de Albacete. Paseo Libertad, 5. 02071. Albacete.

Tel. 967595300. Fax. 967520316

N.I.F. P0200000H | adminurl@dipualba.es